info@sevasa.com 938 28 03 33

Examinar muestras de vidrio

La luz exterior natural es la mejor iluminación para valorar el color –transmitido y reflejado- de una muestra de vidrio. A ser posible que no sea luz del sol directa, mejor de un día parcialmente nublado.

Como no siempre podremos escoger las condiciones de la luz natural, recomendamos valorar la muestra:

  • Bajo diferentes condiciones de luz: natural, artificial y diferentes tipos de ésta última, ya que según el tipo de iluminación variará el tono de color (por ejemplo, los fluorescentes tienden “verdear” los objetos)
  • Y a diferentes horas del día, para ver cómo se percibe el tono y el diseño del vidrio en condiciones de máxima o escasa iluminación.

Colocar la muestra en posición ligeramente inclinada y moverla ligeramente para resaltar y percibir los diferentes brillos, destellos, transparencias y mateados.

Elegir un objeto concreto y colocar la muestra de vidrio a diferentes distancias de éste para valorar el nivel de translucidez / opacidad mirando a través.

  • A mayor distancia, más difuminada la imagen,
  • a menor distancia mayor definición y transparencia.

Prescripciones